Qué duda cabe. Las flores secas son la tendencia que arrasa en el mundo del diseño de interiores. No sólo porque son lindas, sus colores muy combinables con casi todos los ambientes, sino también porque son modernas, sustentables y, si se cuidan, pueden durar años, lo que las convierte en una excelente opción con bajo costo de mantenimiento.

Las colas de conejo, las pampas grass (que acá conocemos como colas de zorro) y las varas de trigo, son perfectas para crear  espacios limpios y relajantes. En Instagram, por ejemplo, se ha vuelto extremadamente populares colocadas en vasijas blancas de cerámica o en grandes botellones de vidrio.

Un jarrón de flores secas aporta movimiento y textura extra a una habitación e invita a la naturaleza a entrar a tu casa, en especial si consideras que a raíz de la Pandemia, pasamos muchas menos horas al aire libre. Atrévete, pruébalas en casa. Te encantarán…

0
    0
    Mi Carro
    Tu carro está vacíoVolver a comprar